MENTIRAS QUE ENGORDAN – MARCOS VAZQUEZ

$75,00

Descripción

Si preguntamos a cien personas de la calle cómo definirían una dieta saludable obtendríamos diferentes respuestas, pero con temáticas similares: poca grasa, baja en colesterol, con productos light, aceites vegetales, cereales integrales, zumos naturales, poca carne, pocos huevos, margarina en vez de mantequilla, poca sal, comer cada 2-3 horas… La realidad es que estas ideas, y otras muchas similares, no están realmente respaldadas por la evidencia científica. De hecho, algunas de estas creencias han contribuido directa o indirectamente a la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas que enfrentamos hoy día. La mayoría de personas que intentan adelgazar siguiendo las recomendaciones anteriores fracasan. No sólo no pierden peso, sino que muchas veces su salud se ve afectada.

¿Están equivocadas las recomendaciones oficiales?. Obviamente no todas, algunas tienen poca discusión. Podríamos decir que son suficientemente buenas como para otorgarles credibilidad, pero no lo suficiente como para mantenernos realmente saludables y con bajos niveles de grasa corporal.

La ausencia de enfermedad no es sinónimo de buena salud, al igual que no estar gordo es diferente a tener un cuerpo ágil y atractivo. Necesitaríamos un libro entero para explicar por qué hemos llegado a esta situación, pero resumiendo al máximo encontramos dos problemas fundamentales:

• Mala ciencia: las limitaciones científicas y de calidad de información en los comienzos de la ciencia de la nutrición dieron lugar a muchas conclusiones cuestionables que terminaron imponiéndose como dogma y guiando muchas de las recomendaciones actuales. A pesar de los avances y nuevos descubrimientos que detallaremos en el libro, las viejas ideas siguen estando arraigadas en la mente de la mayoría, tanto de la población general como de muchos profesionales de la salud.

• Intereses comerciales: Las grandes compañías de alimentación gastan millones en publicidad y en “comprar” científicos y asociaciones de nutrición para que promocionen sus productos como saludables. Influyen directamente en las recomendaciones oficiales de nutrición. Patrocinan los eventos en los que se toman decisiones que impactan a toda la población. Promueven activamente la idea de que no hay productos buenos o malos, y que todo tiene cabida dentro de una `dieta equilibrada`, otro de esos conceptos abstractos que causan más problemas de los que resuelven. El resultado es una población cada vez más confundida y cada vez más obesa. ¿Es casualidad que desde que se oficializaron las pautas actuales de nutrición, en 1977, el problema de la obesidad se haya disparado?

En este libro presentamos 10 de los principales mitos de nutrición que han sido desmontados por la ciencia más reciente. Algunos de ellos afectan directamente tu salud y tu probabilidad de lograr el cuerpo que deseas.